Agendar servicio

Virus respiratorios de invierno

Previo a la pandemia por COVID-19 era habitual convivir con diversos virus respiratorios durante los meses de invierno. Si bien, gracias a las cuarentenas y medidas preventivas sanitarias, estos virus disminuyeron drásticamente su circulación, desde el retorno a las actividades presenciales ha comenzado una nueva temporada de infecciones respiratorias, en la cual los virus respiratorios estacionales son los protagonistas.

Con la llegada del invierno y las bajas temperaturas, volvieron a brotar los casos de gripe, influenza, adenovirus y virus sincicial.  Habitualmente estos virus producen enfermedades leves como resfríos y faringitis, pero dependiendo del contexto de cada persona, pueden provocar cuadros más graves, sobre todo en niños, embarazadas, ancianos e inmunosuprimidos, por eso es fundamental evitar el contagio.

Las medidas vigentes para combatir el COVID 19 también son eficaces para prevenir y combatir los virus de invierno, pero expertos de la salud recomiendan abordar estas infecciones respiratorias desde múltiples ámbitos:

  • En caso de enfermar, realizar reposo en domicilio para que el sistema inmune pueda descansar, y no contagiarse con otros virus.
  • Evitar lugares con mucha gente o poca ventilación.
  • Lavar las manos y superficies de manera frecuente.
  • Evitar compartir utensilios como cubiertos, botellas o bombillas.
  • Aumentar el consumo de frutas y verduras, sobre todo los alimentos ricos en vitamina A y C.
  • Ingerir abundantes cantidades de líquidos.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura.
  • Ventilar regularmente jardines infantiles, salas cuna, oficinas, y gimnasios.
  • Desinfectar frecuentemente juguetes, celulares, computadores, etc.

 

Es fundamental recordar que durante los meses de invierno los servicios de urgencia se encuentran colapsados y con largos tiempos de espera. De hecho, se calcula que durante este año han aumentado hasta un 379% las atenciones médicas por virus respiratorios respecto del 2021.

Debido a lo anterior, realizar una primera consulta por telemedicina surge como una excelente opción al momento de solicitar atención médica, dado que con ello evitamos exponernos a nuevos contagios, largas esperas y cambios de temperatura, entre otros. Sin embargo, es recomendable consultar en servicios de urgencia presenciales en casos de presentar:

  • Dificultad respiratoria; respiración rápida, hundimiento de las costillas, coloración violácea de piel, aleteo nasal o ruidos al respirar.
  • Fiebre > 38°C que no cesa con paracetamol.
  • Decaimiento o rechazo alimentario en niños.
  • Alteración de conciencia.
  • Vómitos o diarrea sostenidos.

 

Con SAC – Salud a Casa agenda tu atención médica a domicilio o por telemedicina al instante, reduciendo costos de traslado, tiempos de espera y exposición a enfermedades.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.