Agendar servicio

¿Cómo manejar la rinitis alérgica?

La rinitis alérgica es una afección que se conoce como alergia y se presenta comúnmente durante la primavera pudiendo extenderse hasta los meses de verano. La rinitis alérgica involucra síntomas molestos como picazón de garganta, estornudos y congestión nasal, la cual altera la calidad del sueño provocando cansancio y fatiga.

Esta enfermedad se produce por una respuesta exagerada del sistema inmune ante diversas sustancias irritantes que pueden ir desde aquellas presentes en el ambiente exterior como lo serian el pasto o el polen o, incluso, en el interior de los hogares donde el polvo es el principal culpable. Esta respuesta se manifiesta en las mucosas de la nariz, los ojos y la garganta, produciendo inflamación y un color rojizo.

Respecto a su prevención, se busca evitar la inhalación de factores desencadenantes, es decir, aquellas sustancias que provocan los síntomas. Entre las medidas que usted pueda tomar se encuentra: reducir el polvo, evitar tareas al aire libre, usar deshumificadores de ambiente o instalar filtros de aire, retirar muebles y alfombras que puedan acumular ácaros –constituyen insectos no visibles que viven en el polvo y empeoran dicha condición-.

Por otra parte, hay personas que son mas sensibles a padecer rinitis alérgica que otras, por lo que se debe recurrir a medicamentos para poder combatirla. Entre ellos están los antihistamínicos que se utilizan cuando los síntomas no son frecuentes o de corta duración. Estos se pueden comprar en forma de comprimidos, sin necesidad de receta médica. Sin embargo, es importante consultar a un médico, quien mediante exámenes pueda definir específicamente los causantes de la rinitis alérgica.

Los aerosoles nasales son otro tratamiento altamente eficaz. Existen muchas marcas disponibles y de fácil acceso. Estos son de uso diario y seguros para todas las edades, pero sólo ayudarán con las molestias. Si deseas un efecto mayor, un médico de SAC – Salud a Casa puede recetar aerosoles que contengan antihistamínicos o corticoesteroides.

Debes asistir a una consulta médica en aquellos casos donde la alergia te provoque problemas respiratorios, los síntomas persistan a pesar de ser tratados con medicamentos o cuando tu calidad de vida se esté viendo alterada. Si sientes ahogo o cierre de la garganta abrupto debes acudir al servicio de urgencia inmediato, ya que puedes estar frente a una reacción severa que puede concluir en un shock anafiláctico, suponiendo un riesgo para la vida.

Se recomienda realizar un prick test o test cutáneo para saber aquellas sustancias que provocan alergia y cuales pueden convertirse en una amenaza para nuestra salud. Este se realiza en centros de salud y se debe contar con la orden de un médico. Las reacciones cutáneas se examinan a los 15 minutos de la exposición, en caso de ser positivo la zona se inflama, pica y se ve enrojecida.

Es importante no confundir los síntomas de la rinitis alérgica con los del COVID-19, que incluyen fiebre sobre los 38ºC , dolores musculares, de cabeza y garganta. En ambos casos existe congestión nasal, sin embargo, en la rinitis esta es intermitente, es decir, puede aumentar o desaparecer si se controlan los causantes o se consumen medicamentos.

Ante cualquier duda de Salud agenda una consulta con los médicos y especialistas de SAC – Salud a Casa para comenzar una terapia preventiva. SAC – Salud a Casa está para cuidarte.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.