Agendar servicio

Alimentación consciente, una nueva forma para abordar tu nutrición desde y hacia el bienestar.

Cuando hablamos de mejorar nuestra alimentación, de manera inmediata se nos puede venir a la mente “tengo que empezar una dieta”, pero la verdad es que estas suelen ser incomodas, insostenibles en el tiempo, nos pueden traer una mala relación con la comida y aumentar el riesgo de desarrollar un trastorno de conducta alimentaria.

Entonces ¿Qué nos queda? Una opción que ha ganado popularidad en los últimos años es la practica de alimentación consciente o mindful eating (en inglés). Esta puede entenderse como cultivar atención plena, sin juicio, al momento presente, específicamente en lo que respecta a la experiencia de comer.

Esta nueva práctica, a diferencia de las dietas, se enfoca en el individuo y en la atención a las señales y experiencia que ocurren alrededor de la comida sin juicios. La intención es ayudar a las personas a saborear el momento y la comida, no desde la restricción, si no desde la promoción de una alimentación que cubra mis necesidades nutricionales, pero también emocionales y sociales.

Uno de los grandes miedos, es que sin reglas alimentarias estrictas solo habrá un descontrol con la comida. Sin embargo, investigaciones han mostrado como practicar alimentación consciente se ha asociado con una mejor calidad nutricional, mayor preferencia por alimentos saludables e incluso, aunque no sea el objetivo de la práctica, con menor consumo energético total. Además, de otros beneficios mostrados en relación con atracones, comer emocional y enfermedades como la diabetes.

¿Cómo comenzar a practicar la alimentación consciente?

No necesitamos ser meditadores expertos y si bien no existe una única forma de aprenderlo, podemos empezar con el desafío de “salir del piloto automático” y centrarnos en la experiencia del comer ¿Qué sabores voy sintiendo? ¿Cómo reacciona mi cuerpo? ¿Qué tan satisfecho quedo tras esta comida? ¿Quiero realmente comer más?

Consejo práctico:

Uno de los pasos claves para comenzar a aplicar la alimentación consciente es elegir un ambiente tranquilo y disminuir las distracciones, sobretodo aquellas electrónicas como los celulares o televisores. Esto permitirá que nuestra atención no se desvié del foco principal de ese momento; la experiencia de comer.

Si quieres comenzar a mejorar tu alimentación agenda una atención con nuestros nutricionistas a domicilio o por telemedicina. SAC – Salud a Casa está para cuidar tu salud.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.